You are here

Internet industrial

La visión de Konecranes es crear máquinas inteligentes y conscientes de su estado, y conectarlas a redes a modo de crear monitoreo de tiempo real para una mayor seguridad y productividad.

Cuarta revolución industrial: la Internet industrial

El corazón de la Internet industrial se estructura sobre la base de una serie de sensores que funcionan conjuntamente para recopilar y analizar datos para propósitos específicos. Al operar de este modo, pueden permitir eficiencias inimaginables hace solo algunos años.

Durante la mayor parte de la historia del hombre, la productividad ha mejorado mediante la acumulación de incrementos sumamente pequeños; de igual manera, la mejora en los estándares de calidad de vida también ha sido extremadamente lenta. La revolución industrial comenzó hace unos 200 años, con la introducción de la producción mecánica. La potencia muscular, ya sea humana o animal, se sustituyó por la potencia mecánica. La segunda revolución industrial comenzó en 1870, cuando se encendió la primera cinta transportadora en una planta de procesamiento de carnes en Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, donde se dio inicio a la producción masiva con distribución de labores gracias a la electricidad. La automatización de los procesos de producción comenzó a mediados de la década de 1970; ahora el mundo está entrando en una nueva era, con el surgimiento de la Internet industrial. Algunas personas describen esto como la cuarta revolución industrial, o Industria 4.0.

El concepto Internet industrial hace referencia a la integración de máquinas con sensores y software en red. No solo se asocia a una transformación integral de la industria global, sino que también afecta muchos aspectos de la vida cotidiana, incluyendo el modo en el que muchos de nosotros desempeñamos nuestro trabajo. La Internet industrial proporcionará una mayor velocidad y eficiencia a una variedad de industrias, como las de la aviación, el transporte ferroviario, la energía, los combustibles fósiles y la sanitaria. Incluso promete un mayor crecimiento económico, más empleos y de mejor calidad y la mejora del estándar de vida, independientemente de la ubicación geográfica.

Las tres dimensiones de la Internet industrial

La Internet industrial combina las mejoras de dos de las revoluciones anteriores: las máquinas, instalaciones, flotas y redes nacidas de la revolución industrial y las innovaciones en sistemas de cálculo, información y comunicaciones creadas por la reciente revolución de Internet.

Tres elementos componen la base de la Internet industrial
Máquinas inteligentes: en forma de nuevas maneras de conectar máquinas, instalaciones, flotas y redes mediante sensores, aplicaciones de software y controles avanzados.
Análisis avanzado: Utilizando capacidad de procesamiento, algoritmos predictivos, la automatización y conocimientos de ciencias materiales e ingeniería eléctrica, es posible entender como funcionan las máquinas y los grandes sistemas.
La gente en su trabajo: al conectar gente donde sea que estén, ya sea en instalaciones industriales, oficinas, hospitales o en movimiento y en cualquier momento, con el fin de promover un diseño, operaciones y mantenimiento más inteligentes y para crear servicios de calidad superior y mejoras en seguridad.

Al vincular dispositivos inteligentes, instalaciones, flotas y redes con la gente, ya sea mientras se encuentran en sus lugares de trabajo o en movimiento, se abren nuevas posibilidades en la optimización de procesos y el potencial de mejorar la productividad y eficiencia. Además, alterará el balance competitivo y forzará al resto de la industria a adaptarse rápidamente si desean sobrevivir. El ritmo de este proceso variará de industria a industria, pero los efectos se sentirán en un modo más amplio a través de toda la economía en la medida que aumente su adopción.

Internet industrial ahora: un foro en línea sobre cómo Internet industrial cambiará el mundo de la manipulación de materiales.